Tu cuerpo cambiará mucho a lo largo de los nueve meses de embarazo, pero la transformación más mágica ocurrirá en el interior de tu útero. Se tarda aproximadamente 40 semanas en crear una nueva vida y este periodo se desglosa en tres trimestres de 12 semanas. En cada trimestre, tu bebé experimentará nuevos cambios y avances, de los que querrás estar al tanto a medida que se aproxime tu fecha probable de parto.

Primer trimestre (semana 0 a 13)

En este primer trimestre, tanto tú como tu bebé experimentaréis cambios. Se trata de uno de los momentos más importantes para tu bebé, ya que comenzará a desarrollarse su estructura corporal y sus sistemas orgánicos. Los cambios en tu cuerpo pueden causarte algunos síntomas no deseados como micción frecuente, sensibilidad en los pechos, náuseas y fatiga. Se trata de síntomas habituales cuando estás embarazada, pero cada mujer vive una experiencia diferente. Mientras algunas pueden sentir un incremento en el nivel de energía durante este periodo, otras pueden sentirse muy cansadas y emocionales.

Tu bebé comienza a desarrollar:

  • Sus rasgos faciales
  • Sus ojos
  • Sus orejas
  • Sus vías nasales
  • Sus brazos
  • Sus piernas
  • Sus folículos pilosos
  • Su boca
  • Sus papilas gustativas

El segundo trimestre (semana 14 a 26)

Se le conoce como el «periodo dorado» porque los efectos desagradables del primer trimestre suelen desaparecer. ¡Mejora los patrones de sueño y aumenta el nivel de energía! De todas formas, no todo es un camino de rosas. Puede que sufras dolor de espalda y abdominal, calambres en las piernas, acidez y estreñimiento. No obstante, merecerá la pena porque en algún momento entre la semana 16 y la 20, empezarás a sentir los primeros movimientos suaves de tu bebé. Al final de la semana 24, tu bebé medirá 25 centímetros y pesará alrededor de medio kilo. Tu bebé duerme y se despierta de manera regular y puede despertarse por los sonidos de tus movimientos.

El desarrollo de tu bebé:

  • Las orejas empiezan a sobresalir a los lados de la cabeza
  • Tu bebé puede que comience a oír tu voz y tu latido
  • Los ojos comienzan a mirar hacia delante
  • El sistema digestivo ha comenzado a funcionar
  • El hígado y el páncreas se fortalecen
  • Los pulmones se desarrollan

Tercer trimestre (semana 27 a 40)

Es el último tramo. Los síntomas físicos que puedes sentir son falta de aliento, hemorroides, varices y problemas para conciliar el sueño. Estos síntomas surgen por el aumento de tamaño de tu útero que se expande de aproximadamente 60 gramos antes del embarazo a 1 kilo en el momento del parto. Entre la semana 31 a la 34 tras la concepción, tu bebé comenzará a prepararse para nacer y poco a poco irá colocando su cabeza bocabajo. Tu bebé crecerá rápidamente durante las últimas semanas y puede que notes menos sus movimientos. No te asustes si no se mueve con tanta frecuencia. Como cada día es más grande, cada vez tiene menos espacio para moverse. No obstante, si estás preocupada, consulta con tu médico. ¡Semana 40! Tu bebé está listo para vivir fuera del útero. Te aproximarás al momento del parto cuando las contracciones se intensifiquen y ocurran cada cinco minutos.

El desarrollo de tu bebé:

  • Abre los ojos
  • Gana más peso
  • Se prepara para el parto
  • Detecta la luz brillante
  • Los pulmones se desarrollan del todo
  • Le crece el pelo
  • Le crecen las uñas de las manos y de los pies
  • Sus manos pueden agarrar firmemente

Leave a Replylascia un commento