Durante el embarazo, experimentarás un aumento de las hormonas existentes y la llegada de nuevas, lo que te provocará cambios que puede que no seas capaz de explicar. Para entender lo que está pasando en tu cuerpo, aquí tienes una lista de algunas de estas importantes hormonas.

Gonadotropina coriónica humana (hCG por sus siglas en inglés)

La hCG la produce lo que acaba convirtiéndose en la placenta y realiza una gran variedad de cosas para ayudar a tu cuerpo durante el embarazo. Le dice a tu cuerpo:

  • Hay una vida creciendo en tu útero
  • Debes construir un hogar temporal
  • Debes impedir que los ovarios sigan ovulando cada mes

Los niveles de hCG alcanzarán su pico de dos a tres meses después de la ovulación y después se estabilizarán durante el resto del embarazo. ¡Durante las diez primeras semanas, los niveles de hCG se duplicarán cada dos días! Los niveles altos de hCG se detectan en la orina. Por eso, las pruebas de embarazo que compras en la farmacia buscan esta hormona para confirmar el embarazo.

Progesterona

La progesterona la produce al principio del embarazo el cuerpo lúteo (un nódulo de los ovarios). El cuerpo lúteo produce progesterona hasta aproximadamente la semana 10, cuando toma el control la nueva placenta. Los niveles de progesterona son más altos durante el primer trimestre del embarazo y después se estabilizan durante el resto del embarazo. La progesterona realiza diversos trabajos importantes:

  • Mantiene relajado el músculo del útero
  • Ayuda a tu sistema inmunólogico a aceptar el adn extraño (el de tu bebé)
  • Desarrolla tus pechos para que puedan generar leche

Notarás que tus pechos se vuelven más grandes, delicados y a veces te picarán (por el estiramiento de la piel). Además, las venas serán más apreciables. Para cuidarlos, usa un sujetador sin aros que los sostenga bien y una crema hidratante para facilitar el estiramiento de la piel.

Estrógeno

El estrógeno, similar a la progesterona, también lo segrega el cuerpo lúteo hasta que la placenta toma el control. Ayuda al útero a crecer, le permite reaccionar ante la oxitocina más adelante (la oxitocina está presente durante el embarazo, pero está principalmente conectada con la estimulación de las contracciones del parto al final del tercer trimestre) y desencadena el desarrollo de los órganos de tu bebé. El estrógeno aumenta el tamaño también de tus conductos lácteos para favorecer la producción de leche. Durante el primer trimestre, tendrás los niveles de estrógeno altos y, después, se estabilizarán durante el resto del embarazo. Los cambios en las papilas gustativas ocurren probablemente por el aumento del estrógeno en tu cuerpo.

Relaxina

La relaxina es la hormona que elastiza los ligamentos de tus huesos pélvicos. Esta hormona aumenta diez veces mientras estás embarazada. Es muy importante porque prepara a tu cuerpo para que el bebé pueda pasar por el canal de parto. También ayuda a mantener tu presión sanguínea al relajar tus arterias para que puedan manejar un incremento del volumen sanguíneo.

Leave a Replylascia un commento