¿Por qué Capricare®?

Hay tres buenas
razones para elegir
Capricare®
para tu
bebé:

why capricare

1
Fácil de digerir
La leche de cabra sienta muy bien en el estómago de los más pequeños. Esto se debe a que tiene una composición de proteínas diferente a la leche de vaca, lo que hace que se comporte de manera distinta en su barriguita. Una vez digerida, el cuajo suave de la leche de cabra se separa de forma más sencilla, ayudando a que su estómago esté relajado.

2
Elaborada con leche entera
A diferencia de la mayoría de fórmulas infantiles, Capricare® se elabora con leche entera, lo que implica que se conservan las propiedades naturales de la grasa láctea que es uno de los nutrientes esenciales que también se encuentra en la leche materna. Te garantizamos que Capricare® es nutritiva de la forma más natural.

3
Natural
La leche de cabra contiene también de forma natural muchos prebióticos: ¡hasta ocho veces más que la leche de vaca! Debido a su estructura única de proteínas, también tiene niveles más bajos de un alérgeno habitual de la leche: alfa S1-caseína.
Atención: La fórmula para bebés de leche de cabra no es adecuada para niños a los que se les haya diagnosticado una alergia a la proteína de la leche de vaca. Consulta a un profesional sanitario.

Las maravillas de la leche de cabra

¿Sabías que la leche de cabra es una de las fuentes de alimentación más antiguas de la humanidad? ¡Se lleva usando 10.000 años!

En el antiguo Egipto, las cabras desempeñaban una función importante debido a su capacidad de proporcionar leche de buena calidad. En la actualidad, los beneficios de la leche de cabra se están volviendo a poner en valor, por eso su consumo en los países desarrollados va en aumento y se están desarrollando nuevos usos.

why capricare

why capricare

Un proceso más sencillo

Nuestro proceso es mínimo. No existe un sobreprocesamiento, lo que significa que protegemos los nutrientes naturales, como los nucleótidos y los fosfolípidos que están presentes en la leche entera.
Asimismo, solo añadimos los ingredientes que tu bebé necesita (nunca añadimos nada como aceite de palma, sacarosa o maltodextrina) con el fin de que nuestros productos se mantengan lo más naturales posible.

Además, al ser los propietarios de las ganaderías y contar con una fábrica propia construida especialmente para este fin, mantenemos el control de cada parte del proceso: desde la granja hasta la tienda.

Clínicamente probado

Clinically Evaluated

Las fórmulas de Capricare® se han desarrollado tras más de 20 años de investigación y diversos ensayos clínicos. Puedes estar completamente tranquilo, ya que se ha probado que son seguras y eficaces además de contener los nutrientes necesarios para que tu bebé crezca y se desarrolle en cada etapa.