Cuando un nuevo miembro llega a la familia, queremos que todo sea perfecto. Hacemos todo cuanto está en nuestras manos para que no le falte nada: accesorios, juguetes, una cuna… y, cómo no, algo muy importante: ropa.

Es una de las cosas que más nos apasiona, ¡y es normal! Hoy en día hay todo tipo de prendas para los bebés. Eso sí, antes de elegir la ropa, es imprescindible que tengamos en cuenta en qué época del año va a nacer nuestro bebé. ¡No vamos a ponerle muchísimas capas si estamos en pleno verano! Y tampoco vamos a vestirlo con poca ropa si hace muchísimo frío.

Con esto en mente, hoy os contamos cuáles son las prendas imprescindibles para un bebé recién nacido. Así, os podréis asegurar de que tendréis a vuestra disposición todo cuanto éste pueda necesitar. ¡Tomad nota!

Bodis

Si hay una prenda que nuestro bebé va a usar, ése es el body. Por lo general, debemos tener en casa de cinco a siete, siempre de diferentes tallas. Los bebés crecen más rápido de lo que creemos y, sin darnos cuenta, veremos cómo cambia de talla continuamente. Como dato, en sus seis primeros meses de vida, un bebé puede llegar a utilizar hasta prendas de cuatro tallas distintas.

El body está en contacto permanente, día y noche, con la piel de nuestros peques, muy delicada. Por este motivo, es recomendable comprarlos de algodón de buena calidad, para que no le haga daño.

En cuanto al tipo, podemos encontrar varios: de manga corta, de manga larga o de tirantes. Sea como sea, es aconsejable que tenga corchetes para que el cambio de pañal no sea muy complicado.

Gorros

Cuando nacen, los bebés no son capaces de regular su propia temperatura corporal, por lo que su cuerpo desprende calor por todos los costados. Por ello, es importante que siempre utilicen un gorrito, especialmente si la época es fría. Lo recomendable es que les compremos dos: uno de algodón y otro de lana.

Pijama

El pijama es, junto al body, la prenda que más utilizaréis para vestir a vuestro bebé, especialmente durante los primeros meses de vida. Por este motivo, es también importante que sea de buena calidad y contemos con unos cuantos en nuestros cajones. Además, tenemos que intentar que sean lo más cómodo posible, tanto para el bebé como para nosotros a la hora de ponérselo y quitárselo.

Calcetines

Durante los primeros meses, no hará falta que nuestro bebé utilice zapatos. No obstante, tenemos que ayudarlo a conservar el calor, por lo que un par de calcetines calentitos serán ideales.

Eso sí, los recién nacidos tienden a tener los pies inclinados, pues no están acostumbrados a situar toda la planta del pie en el suelo. Por este motivo, es posible que los calcetines se caigan todo el tiempo, por lo que debemos prepararnos para buscarlos continuamente. En casos así, una opción es recurrir a leotardos.

Mantita

No se trata de una pieza de ropa como tal, pero sí es un imprescindible en el día a día de nuestro peque. Ya sea para estar en casa o salir de paseo, tenemos que tener una mantita que lo proteja del frío cuando bajen las temperaturas.

Sin embargo, no debemos obsesionarnos con la idea de que su temperatura corporal es baja. Si lo abrigamos demasiado, será igual de perjudicial que si no lo hacemos. Para no volvernos locos, un truco muy práctico es tocarle la punta de la nariz. Si está caliente, no tenemos de qué preocuparnos, pero si la notamos fría, es importante que lo abriguemos más.

Leave a Replylascia un commento