La lactancia mixta significa combinar el pecho y el biberón. El biberón puede llenarse tanto con leche materna como con leche de fórmula. Tan solo tienes que tener en cuenta que una vez que tomas la decisión de dejar de usar la leche materna, tu cuerpo ralentizará su producción y puede resultar complicado volver atrás. El mejor consejo es que te armes de paciencia y que te lo tomes con calma, ya que tanto tú como tu bebé debéis adaptaros al cambio.

Algunos motivos para la lactancia mixta son:

  • La vuelta al trabajo.
  • De esta forma, otras personas podrán alimentar a tu bebé, como tu pareja o el cuidador.
  • Te preocupa el peso de tu bebé y quieres saber cuánta leche exactamente está bebiendo.

Cuándo comenzar con la lactancia mixta

Una vez que la lactancia materna esté bien establecida, tu bebé se haya enganchado bien y tu suministro de leche sea abundante, puedes plantearte la lactancia mixta. Esto suele ser más o menos entre las cuatro y seis semanas (si vas a pasar a solo leche de fórmula, entonces puedes hacerlo cuando quieras).


Despacito y con buena letra

Al quitar solo una toma de pecho a la semana, darás a tu cuerpo el tiempo suficiente para ajustarse. Tus pechos tienen que aprender a producir menos leche. Si no, tus pechos gotearán o se ingurgitarán, lo que resulta muy doloroso (extraerte leche es una buena forma de aliviar la presión). Elegir qué tomas harás con el biberón y cuáles con el pecho depende de ti y de tu bebé. Tus pechos estarán más llenos por las mañanas, así que quizás te resulte más cómodo dar el biberón a tu bebé por la noche. De esta forma, tu pareja y tu bebé pueden tener algo de tiempo para crear un vínculo afectivo y tú podrás dormir un poco más. No obstante, elijas lo que elijas, mantente consecuente. Tus pechos se adaptarán al cambio y dejarán de producir leche cuando dejes de usarlos para alimentar a tu bebé a determinadas horas del día.

Extraerte la leche

Organiza ciertos periodos cada día para extraerte la leche: de esta forma estarás preparada cuando tu bebé necesite un biberón. Una de las cosas útiles de la leche materna es que puedes congelarla durante 6 meses.

Ayuda a tu bebé a acostumbrarse al biberón

Puedes tardar un tiempo hasta que tu bebé se acostumbre a la tetina, ya que se siente muy diferente al pezón, así que no te preocupes si no acepta el biberón directamente. Aquí tienes algunos trucos para ello:

  • Comienza a usar el biberón con leche extraída.
  • Calienta el biberón al baño maría.
  • Si va a darle el biberón otra persona, aléjate para que no huela tu leche.
  • Prueba diferentes tetinas.
  • Distrae a tu bebé con juguetes o música.

Si al principio no pudiste darle el pecho, pero quieres probar la lactancia mixta, puede que aún puedas si te centras mucho en poner a tu bebé al pecho y en extraerte leche. Cuanta más leche extraigas, más producirás, pero habla con un profesional sanitario para que te asesore.

Leave a Replylascia un commento