Para aquellos papis que queráis introducir el pescado poco a poco en la alimentación de los pequeños de la casa pero os da un poco de miedo la adaptación, hoy os traemos una receta de lo más fácil y que estamos seguros que les encantará.

La merluza es uno de los pescados blancos más suaves. Tiene un contenido graso y aporte calórico bajo (65 calorías y unos 2 gr de grasa por cada 100 gr de merluza) por lo que resulta ideal para empezar a introducir el pescado en la dieta de nuestros bebés.

Además, es rica en proteínas, vitaminas y minerales. Destacando su contenido en vitaminas del grupo B. Estas vitaminas intervienen en numerosos procesos de gran importancia como la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento del sistema nervioso, entre otros.

En cuanto a los minerales, la merluza posee potasio, fósforo y magnesio, importantes para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la actividad muscular, la obtención de energía y mejorar nuestro sistema inmune.

Y recuerda! Nuestra Leche Capricare le dará ese toque delicioso a tus recetas con todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de nuestros bebés!

INGREDIENTES:

120 gr. de patatas
2 cacitos de leche Capricare de Continuación o de Crecimiento
70 ml. de agua mineral o hervida
40 gr. de filetes de merluza

PREPARACIÓN:

  1. Pelar, lavar y cortar la patata en trocitos pequeños.
  2. Cocer la patata durante 15 minutos a fuego medio con el agua mineral.
  3. Añadir la merluza y continuar con la cocción durante 4 ó 5 minutos más.
  4. Triturar la mezcla añadiendo los dos cacitos de leche de fórmula Capricare.

Leave a Replylascia un commento