Cuando se trate de elegir el biberón de tu bebé, todo depende de lo que tú y tu bebé prefiráis. Si tu bebé parece inquieto y suele tener gases después de comer, existen biberones y tetinas anticólicos diseñados de forma específica para reducir la cantidad de aire que ingiere mientras se alimenta.

Hay dos tamaños de biberón:

  • los pequeños de entre 60-150 ml son idóneos para recién nacidos y bebés de pocos meses;
  • los grandes a partir de 250ml son adecuados para bebés más mayores.

Existen dos tipos de biberón.

  • De cuello ancho: te pueden ayudar a que tu bebé no trague mucho aire (lo que le provocará gases e incomodidad). Son también más fáciles de llenar y de limpiar.
  • De cuello estrecho: puede resultar más fácil que el bebé los sujete por sí mismo cuando adquiera más autonomía.


Tetinas

Cuando hablamos de tetinas, no se puede decir que una es mejor que otra porque dependen completamente del gusto de tu bebé. Las hay de diversos tamaños y formas: desde la típica con forma de campana hasta una con forma más natural que imita el pezón. Las hay de látex y de silicona: el látex es un poco más blando, pero la silicona suele durar algo más. Tendrás que ir cambiando las tetinas regularmente: vigila si notas alguna señal de desgaste o rasgadura.

Flujo

El flujo de la tetina determina la velocidad a la que la leche fluye dentro de la boca de tu bebé. Si tu bebé tarda más de 20 minutos en acabar la toma, se queda dormido mientras come o da tirones a la tetinas, son señales de que es hora de cambiar a una tetinas con un flujo más rápido. Si escupe o se le cae la leche de la boca, entonces quizás sea mejor usar una tetinas con un flujo más lento.

Esterilizadores

Para proteger el sistema inmunológico de tu bebé, es muy importante esterilizar los biberones y tetinas sobretodo cuando son recien nacidos. Los otros utensilios de alimentación como vasos o cucharas deberían esterilizarse hasta que el bebé cumpla los seis meses.

Primero enjuaga los biberones, extractores de leche, tetinas, etc., después lávalos con agua caliente y jabón o mételos en la rejilla superior del lavavajillas antes de esterilizarlos con un sistema de esterilización aprobado.

Hay diferentes formas de esterilización:

  • Hervir
    Se tarda aproximadamente 5 minutos. Usa una cazuela grande y asegúrate de que todos los utensilios de alimentación del bebé están cubiertos por el agua. Deja que hiervan a fuego fuerte durante 5 minutos. (Ten en cuenta que las tetinas se desgastan más rápido mediante este método.)
  • Al vapor
    El tiempo varía dependiendo del método. Los esterilizadores a vapor eléctricos tardan entre 8 y 12 minutos, mientras que los esterilizadores a vapor para microondas tardan de media unos 2 minutos. En la mayoría de tiendas de bebés, venden esterilizadores a vapor.
  • Esterilizadores con agua fría
    Tardan aproximadamente 30 minutos. Este sistema usa pastillas de esterilización no tóxicas especializadas que se añaden al agua fría. Asegúrate simplemente de que el agua cubre todos tus utensilios.

Leave a Replylascia un commento