Tu hijo ya tiene 2 años y no para quieto ni un momento, cansándose enseguida de cualquier juego o plan que le propongas… ¿Cómo lograr entretenerlo?

¿Cómo son los niños de 2 años?

Los niños de 2 años ya saben andar, correr, dar pequeños saltos y comienzan a trepar y escalar porque su motricidad gruesa mejora cada día, pero también la motricidad fina, por lo que son capaces de hacer muchos juegos nuevos con sus manos (pintar, puzles, manualidades, rompecabezas, construcciones…).

Además, son muy curiosos y todo les llama la atención, por lo que es normal que muestren interés por todo y se pasen el día haciendo preguntas. Eso también hace que se cansen enseguida de las actividades que están haciendo y quieran cambiar a otras.

Con esta edad ya necesitan socializar y jugar con otros niños, aunque todavía haya ratos de juego en paralelo y compartir les cueste mucho ya que es una etapa de autoafirmación y “yo” y “mío” son algunas de sus palabras favoritas.

A esta edad ya son capaces de comparar, clasificar y analizar, por lo que van estableciendo grupos y categorías (alto-bajo, grande-pequeño, muchos-pocos).

Las rutinas y la repetición de actividades y secuencias son fundamentales para su desarrollo y aprendizaje. Por eso no se cansan de escuchar siempre la misma canción o leer el mismo cuento. Saber lo que va a pasar les da seguridad y confianza.

Quieren ser independientes y hacer las cosas por sí mismos, pero se frustran rápidamente cuando ven que no son capaces de hacer solos todo lo que les gustaría.

Su lenguaje también mejora y ya son capaces de expresarse mejor y hacerte saber lo que quieren, lo que les pasa, cómo se sienten, etc.

Los 2 años pueden ser también una etapa complicada porque esa búsqueda de autonomía e independencia les lleva a las rabietas, de ahí que se conozca a esta etapa como “los terribles 2 años”. Saber qué les hace enfadar y evitarlo en la medida de lo posible puede ayudarte, así como hacerle ver que no va a conseguir nada enfadándose.

Los niños aprenden jugando y el juego les permite aprender a pensar, practicar nuevas habilidades, relacionarse con los demás… Por eso, debe formar parte esencial de su día a día.

Actividades y juegos para entretener a un niño de 2 años

  1. Repartir y clasificar. Coge un grupo de canicas, uvas, pistachos o cualquier otra cosa que pueda repartir y ponlo todo junto en un bol. Después, coge varias cajitas o tupper diferentes para que el niño vaya repartiendo en cada una los diferentes elementos por categorías: una para las uvas, otra para las canicas, etc. Otra opción es que coja puñados y los vaya repartiendo entre los dos; así, aprende a compartir.
  2. “Mamá dice…”. Como el clásico juego “Simon says”, consiste en decir “Mamá dice que todos debemos saltar a la pata coja”, y todos los niños debe hacerlo.
  3. Buscar el tesoro escondido. Esconde un objeto que no sea ni muy grande ni muy pequeño en la habitación y haz que el niño lo busque. Para ayudarle, puedes ir diciendo “frío o caliente” según esté más lejos o más cerca de dónde está escondido.
  4. Cantar y bailar. Busca canciones para niños que vayan acompañadas de un baile y jugad a cantarlas y bailarlas juntos haciendo la coreografía correspondiente.
  5. Hacer collares. Para trabajar la motricidad fina viene muy bien hacer collares ensartando macarrones o cuentas grandes en un hilo.
  6. Circuito. Puedes hacer un circuito por casa o en el parque que consista en subir y bajar, caminar de puntillas, mover los brazos, saltar, entrar en aros… diferentes obstáculos para mejorar su equilibrio y coordinación.
  7. Leer cuentos. Léele cuentos todos los días, tanto a antes de acostarse como a cualquier hora en que no sepáis qué más hacer. Después, puede ayudarte a “leer” viendo los dibujos o inventarse otra historia parecida.
  8. Salir al parque. Salir al aire libre y jugar en el parque con otros niños es fundamental para mejorar su socialización y que aprenda a compartir, respetar el turno, etc.
  9. Jugar a “quiero ser…”. Los niños de 2 años ya son capaces de entender el juego simbólico, por lo que podéis jugar a ser otras personas o tener diferentes trabajos como médico, profesor, domador, etc. Ayúdale cuando no sepa qué hace exactamente esa persona para que vaya comprendiendo mejor el mundo.
  10. Manualidades. Pintar, hacer plastilina, recortar… usa todos los materiales que tengas en casa para hacer manualidades y auténticas obras de arte. Déjale que pinte libremente y desarrolle su creatividad. Para esta edad son muy apropiadas las pinturas de dedo y las ceras grandes, pero puede usar cualquier material.
  11. Reconocer colores. Enséñale los colores primarios (rojo, azul y amarillo) y ayúdale a clasificar diferentes objetos según su color. Buscad también objetos que sean de un color. Por ejemplo, amarillo es el sol, los plátanos, los girasoles, etc.
  12. Juguetes apropiados para los 2 años. Los juguetes más apropiados para esta edad son los triciclos, las pelotas, los disfraces, los puzles, los juegos de construcción, etc.
  13. Pompas de jabón. Los pomperos para hacer pompas de jabón son uno de los juegos preferidos de los niños a esta edad, tanto hacer las pompas como jugar a explotarlas y perseguirlas. Además, les ayuda desarrollar los músculos faciales.

Fuente: Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2009), Todo un mundo de sonrisas, Madrid, Ed. Pirámide.